nuestro miedo mas profundo

No hay nada iluminador en encogerte para que otras personas cerca de ti no se sientan inseguras. La escritora estadounidense Marianne Williamson nos hace reflexionar sobre la belleza sin miedos el miedo al éxito, la comodidad de no ser el centro de las miradas.

De la tendencia sobre proteger a quienes aún no saben brillar con su propia luz. Escribe sobre el descubrimiento y de no tener miedo de mostrarlo; de la falsa modestia, de la sencillez.

Sentirse bien sin miedos

Nuestro miedo más profundo no es el de ser inapropiados. Nuestro miedo más profundo es el de ser poderosos más allá de toda medida.

Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que nos asusta.

Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso y fabuloso? Más bien, la pregunta es: ¿Quién eres tú para no serlo? Eres hijo del universo.

Nacemos para poner de manifiesto el universo que está dentro de nosotros, como lo hacen los niños. Has nacido para manifestar la gloria divina que existe en nuestro interior.

No está solamente en algunos de nosotros: Está dentro de todos y cada uno.

Y mientras dejamos lucir nuestra propia luz, inconscientemente damos permiso a otras personas para hacer lo mismo. Y al liberarnos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a los demás.

Los mitos o prejuicios de la medicina estética que evitan que salgas en la foto

La idea irracional de sufrir para verse mejor nos va alejando cada vez más de la imagen que tenemos de nosotros mismos.

«Para ser bella hay que ver las estrellas»

De cirugías que transforman identidades.

Que no transmiten emociones con los gestos «cara de póker». De bultos plásticos que nunca envejecen y caen con la flacidez del tiempo.

Siempre se puede encontrar una excusa para mantenerse en segundo plano, para no ser visto o peor, para no verse.

La medicina estética muestra tu luz

Entendida como la mejor versión posible de uno mismo. Como un proceso naturalmente que se adapta a nuestra vida social poco apoco.

Esas mejorías imperceptibles para los demás, que levantan a autoestima propia y contagian alegría a los que nos acompañan.

Patear para más adelante la consulta, sólo hace que sea más difícil corregir los primeros signos de la pérdida de elasticidad de la piel o la falta de volumen en la cara. Que se traducen en sombras y surcos que antes no estaban.

Te espero en mi consulta para una valoración y destapa tu belleza sin miedos, empieza a brillar ahora. Ilumínate, muestra tu luz real.

¡Pedir cita para una valoración estética!

Dra. Alfonsina Uriburu

· JUEVES: Medicina Estética en Boiro (A Coruña)

· VIERNES Y SÁBADOS: Centro de Medicina Estética en Lalín (Pontevedra)